martes, 3 de julio de 2012

Esgrafiado

  El esgrafiado es uno de los motivos decorativos que tuvo más éxito en la arquitectura mudéjar. Se trata de una técnica que consiste en aplicar sobre el enfoscado de base una capa de masa grasa que se raspa con hoja de sierra, carda y cepillo, guiándose por los motivos estarcidos con anterioridad.
  Con el empleo de esta técnica quedaba recubierto y recibía una ornamentación que generalmente se basaba en la combinación de formas geométricas, basándose en círculos secantes y tangentes, octógonos y hexágonos.

Esgrafiados en la torre de la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción,
 en Donjimeno.

Esgrafiado en el Palacio de los Sedeño, en Arévalo.

Detalle del esgrafiado en la fachada del Palacio de los Sedeño, en Arévalo.


Esgrafiado en la Iglesia de San Millán, en Segovia.

4 comentarios:

  1. La foto de Segovia es del esgrafiado del campanario de la iglesia de San Millán y data de en torno a 1970, realizado sobre los muros de la torre mozárabe, del s. X-XI.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por su apunte. Corregida la errata. Hasta la actualidad perviven los modos de construcción y decoración mudéjar, que si bien tuvieron su apogeo en determinada época, a través de los siglos se han mantenido vivos no precisamente por los moriscos ya que éstos fueron expulsados de la península, sino por los propios cristianos que aprendieron sus técnicas.

    ResponderEliminar
  3. Por si es de su interés, acabo de publicar "Esgrafiado. Materiales, Técnicas y Aplicaciones", donde reúno todas las variantes de este procedimiento a nivel internacional. Ha sido editado por la Diputación Provincial de Segovia
    También tengo publicados algunos artículos en el portal de la Academia.edu
    Atentamente
    RAFAEL RUIZ ALONSO

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar