sábado, 16 de agosto de 2014

Alarife

  Los alarifes fueron los maestros encargados de la aplicación del mudéjar en construcciones como iglesias, sinagogas, fortalezas, palacios… La arquitectura mudéjar se desarrolló en la Península tan ampliamente debido a la calidad, menor tiempo de construcción y bajo precio que ofrecían los alarifes frente a los albañiles cristianos. Para la construcción, utilizaron principalmente el ladrillo, escayola, mampuesto, madera, yeso y barro vidriado, ya que son materiales blandos y baratos.
  El conjunto de los carpinteros, albañiles y alarifes se considera como un conjunto pues todos se dedican a la construcción. La evolución del número de los que trabajaban en estos oficios en la provincia de Ávila es muy significativa: durante el SXV eran el subsector más numeroso entre los mudéjares; sin duda su estética estaba de moda y además tenían la ventaja de que sus recursos técnicos permitían una arquitectura de bajos costes en la que la madera desempeñaba un papel de primer orden, sobre todo en las casas populares. Se observan testimonios documentales que refieren cómo desde principios del SXIV hasta los primeros años del SXVI estas casas abulenses tenían encima de la planta baja una estructura de madera llamada sobrado que solía tener una parte que sobresalía sobre la fachada (la almojaba).
Todo parece indicar que estas casas eran obra de moros. Estos saledizos "salen por gran trecho en sus calles que estaban muy tristes y sombrías y no podía entrar claridad ni sol y estaban muy sumidas e lodosas e sucias", dice una provisión de 1512 en la que la reina Juana ordena que en lo sucesivo no se construyan estos voladizos.
 Es probable que esta provisión real contribuyera al decaimiento de la carpintería morisca de menos calidad.. Todavía en las primeras décadas del SXVI sigue habiendo un número importante de cristianos nuevos dedicados a estos menesteres tanto en palacios e iglesias como en casas populares aunque todos van a ser carpinteros desapareciendo los escasos alarifes que había hasta entonces.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada